Vi sinceridad en su corazón. No era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos. No tengo que perdonarte, ¿le pegaste a mi hija porque querías? No fue porque quisiera, fue una fatalidad. Entonces lo único que les pido, de corazón, es que oren. Recen por mi hija, para que salga bien y sobreviva. -Padre de Hagatta

Padre abraza y consuela al hombre que arrolló a su hija en un accidente de coche

Los accidentes le pueden pasar a cualquiera, por eso es importante contar con el apoyo de alguien cuando no sabemos cómo reaccionar ante la tragedia, pero en este caso lo que sorprendió a todo el mundo fue que la persona que estuvo afectada por el incidente consoló al responsable para que se sintiera mejor.

Un hombre conducía por las calles de Guaratuba, en Curitiba, Brasil, y al dar vuelta en una esquina, de pronto apareció una niña de 10 años, quien iba corriendo tras una pelota. El conductor no pudo detener el vehículo a tiempo y la arrolló. Al contrario de lo que otros harían, este hombre se detuvo y bajó del auto para ver cómo estaba la pequeña, que de acuerdo a medios brasileños, se llama Hagatta.

Vi sinceridad en su corazón. No era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos. No tengo que perdonarte, ¿le pegaste a mi hija porque querías? No fue porque quisiera, fue una fatalidad. Entonces lo único que les pido, de corazón, es que oren. Recen por mi hija, para que salga bien y sobreviva.
-Padre de Hagatta

Los testigos afirmaron que se trató de un accidente y que la niña fue quien se atravesó. Además, el conductor bajó del vehículo y empezó a llorar arrepentido al ver la escena. Sin embargo, lo más sorprendente fue cuando apareció el padre de la menor, ya que cualquiera esperaría que se fuera directo hacia el hombre que atropelló a su hija para reclamarle, pero al darse cuenta de que él no tuvo la culpa y que lloraba tristemente, decidió consolarlo.

Vi sinceridad en su corazón. No era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos. No tengo que perdonarte, ¿le pegaste a mi hija porque querías? No fue porque quisiera, fue una fatalidad. Entonces lo único que les pido, de corazón, es que oren. Recen por mi hija, para que salga bien y sobreviva.

-Padre de Hagatta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *